Saltar al contenido

Tratamiento del Lipedema de Piernas en Alicante

tratamiento lipedema en alicante ucpem.es

¿Qué es el lipedema?

El lipedema o lipoedema es una afección en la que las células grasas se distribuyen de forma inusual en una zona determinada del cuerpo.

Para algunos pacientes, esta afección sólo supone una preocupación estética leve, mientras que otros pueden presentar síntomas más avanzados, como dolor y malestar general.

Desgraciadamente, muchos pacientes con esta afección suelen ser diagnosticados erróneamente de sobrepeso.

Sin embargo, la afección tiene algunos síntomas típicos que indican que el paciente padece lipedema y no sobrepeso. Los pacientes con lipedema también sufren dolor y se hacen moratones con facilidad, síntomas que indican una afección subyacente más crónica.

¿Cómo puedo saber si tengo un lipedema?

La distribución irregular de las células grasas en determinadas zonas del cuerpo puede apuntar a un lipedema.

Por desgracia, el lipedema es una de las afecciones crónicas que es difícil de diagnosticar. Para la mayoría de los pacientes, es necesario realizar varias pruebas como una ecografía, una resonancia magnética o un linfangiograma antes de poder diagnosticar el lipedema.

El problema del diagnóstico del lipedema es que los resultados de las pruebas pueden resultar normales en las primeras fases de la enfermedad.

Por lo tanto, no es raro que muchos pacientes sean diagnosticados en una de las últimas etapas del lipedema.

Sin embargo, para el diagnóstico del lipedema existen signos reveladores, que pueden ayudar a sospechar que padecemos esta afección crónica.

  • Algunos de los síntomas más comunes que se dan en los pacientes con lipedema son la aparición de arañas vasculares, hematomas y una importante hinchazón de las pantorrillas a lo largo del día.
  • Los pacientes también pueden encontrarse con un pliegue de piel que se puede extender sobre el segundo y tercer dedo del pie.
  • El lipoedema es también una afección con una cualidad simétrica. Si el lipedema es perceptible en las piernas, ambas piernas mostrarán signos similares de distribución anormal de la grasa. Sin embargo, dado que la afección suele confundirse con la obesidad, las personas con lipedema suelen recibir tratamiento en las últimas fases.

Como se ha mencionado en el apartado anterior, el lipedema se confunde a menudo con la obesidad, por lo que muchos pacientes recurren primero a las dietas para atajar el problema.

Por desgracia, si no se trata el lipedema, la afección puede progresar y afectar al tejido adiposo, los vasos sanguíneos y linfáticos, entre otros. Por lo tanto, es esencial buscar un tratamiento eficaz desde el principio.

Cuando la afección no se trata, la grasa del lipedema afecta al sistema linfático y al drenaje linfático del paciente.

Cuando esto sucede, la regulación del nivel de líquidos y la protección contra las infecciones se ven afectadas negativamente. Esto acaba provocando un problema llamado linfedema, del que hablaremos más adelante.

¿Cuáles son las causas del lipedema?

Actualmente se desconocen las causas exactas de esta afección.

Sin embargo, se sabe que las mujeres con lipedema son más frecuentes que los hombres con esta afección.

Los científicos creen actualmente que los cambios hormonales pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo de la afección, pero no hay suficientes pruebas que lo respalden en este momento.

Los antecedentes familiares de lipedema también podrían ser un indicador de la enfermedad.

¿Qué tipo de médico trata el lipedema?

Hay varios profesionales de la salud que pueden diagnosticar la afección, asesorar y aplicar el tratamiento. Los dermatólogos, los cirujanos plásticos como María Luisa Moreda (dramoreda.com) y los endocrinos proporcionan el diagnóstico y las opciones de tratamiento necesarias.

Si sospechas que puedes padecer la enfermedad, también puedes ponerse en contacto con tu médico de cabecera para que te aconseje y te derive.

¿Cuáles son las fases del lipedema?

Cada fase del lipedema se caracteriza por unos síntomas específicos. A continuación, encontrarás un resumen con los detalles más característicos de cada una de las etapas.

Estadio I

Durante estos primeros estadios, la superficie de la piel permanece lisa, sin embargo la grasa que se encuentra debajo de la piel se vuelve más gruesa y tendrá una textura anudada.

En esta fase, la afección suele ser más evidente en las nalgas y las caderas.

Etapa II

Cuando el lipoedema evoluciona a la segunda etapa, la superficie de la piel se vuelve irregular. Los nudos de la grasa subcutánea también se hacen más notables.

El estadio II suele afectar a las rodillas.

Estadio III

Este estadio se caracteriza por lóbulos de grasa más grandes que se notan debajo de la piel y a veces en la superficie de la misma.

La enfermedad también se extiende desde las caderas hasta los tobillos.

Estadio IV

El cuarto estadio es el más grave de la enfermedad. Durante la cuarta fase, la enfermedad puede empezar a afectar a los brazos e incluso puede provocar un linfedema.

Cuando el lipedema se agrava y evoluciona a linfedema, la enfermedad también puede denominarse lipolinfedema.

¿Cuáles son las zonas afectadas por el lipedema?

Esta enfermedad puede afectar a muchas zonas de la parte superior e inferior del cuerpo.

Los pacientes con lipoedema suelen tener el problema en la parte inferior de las piernas y en la parte superior de los brazos. Cuando se busca un diagnóstico de lipedema, estas suelen ser las zonas que se revisan primero.

Como ya hemos mencionado brevemente, el lipoedema puede influir considerablemente en la calidad de vida del paciente.

No sólo influye en la forma del cuerpo, sino que la facilidad con que se producen los hematomas, el rápido desarrollo de tejido graso no deseado y otros problemas pueden dificultar el mantenimiento de un estilo de vida activo y, por consiguiente, de una buena salud.

Lipedema de piernas

lipedema de piernasLa acumulación de tejido graso en las piernas es una característica común del lipedema, pero

¿qué causa el lipedema en las piernas y cuáles son los síntomas de esta afección? 

Causas y síntomas del lipedema en las piernas

Por el momento, no se conoce la causa de esta enfermedad, aunque se cree que existe un componente genético muy importante, así como una influencia hormonal, que contribuye al desarrollo del lipedema en las piernas.

Los síntomas del lipedema de piernas suelen aparecer durante la pubertad, el embarazo y, más raramente, la menopausia.

  • El lipedema en las piernas suele caracterizarse por una hinchazón simétrica en las piernas, debido a la acumulación anormal de tejido graso en las piernas, normalmente desde las nalgas hasta los tobillos, que tiene un grave impacto en la calidad de vida del paciente.
  • Los pacientes que padecen esta enfermedad también tienden a sufrir hematomas con facilidad.

El lipoedema de piernas es relativamente común, especialmente en las mujeres y puede ocurrir en varias etapas, y en los casos más graves experimentan graves problemas con el funcionamiento del sistema linfático.

Aunque el lipedema es más frecuente en las extremidades inferiores, también puede producirse en la parte superior del cuerpo. Sin embargo, esta afección es extremadamente rara.

Tratamientos del lipedema de piernas

Dado que no existe una cura para el lipedema, es necesario gestionar y controlar la afección a largo plazo.

Afortunadamente, existen varias opciones de tratamiento que incluyen la liposucción, el drenaje linfático manual, las prendas de compresión, etc.

El drenaje linfático y las técnicas de compresión se suelen aplicar en los primeros estadios de la enfermedad y por tanto en los casos menos graves. Como consecuencia cada vez son más los pacientes que optan por tratar el lipedema mediante la liposución.

Sin embargo, la mayoría de los pacientes con esta afección acaban optando por la liposucción tumescente o la liposucción asistida por chorro de agua. Con esta técnica se pueden tratar varias zonas, como las piernas, el estómago y los muslos.

Drenaje linfático manual

Es una técnica de masaje especial que suele utilizarse como parte de una terapia descongestiva completa, de la que hablaremos más adelante. La técnica de masaje ha demostrado reducir algunas de las molestias causadas por la enfermedad, pero también reducir parte de la hinchazón.

Durante este tratamiento, se masajea la superficie de la piel para favorecer el drenaje de la linfa en una zona que drena normalmente. El tratamiento también ha demostrado ser eficaz para la circulación sanguínea.

  • Muchos investigadores creen que el ejercicio y el cuidado de la piel son vitales durante el lipoedema, pero también después de que la afección haya sido tratada con liposucción.
  • El ejercicio suele asociarse a la pérdida de peso, pero en los pacientes con lipedema puede reducir la acumulación de líquido y aumentar su movilidad.
  • Por otra parte, un cuidado adecuado de la piel puede reducir la posibilidad de infección causada por la hinchazón típica del lipedema.

Poco después de la intervención de drenaje linfático, se recomienda el uso de prendas de compresión.

Esto no sólo se recomienda después del drenaje linfático, ya que la prenda de compresión se utiliza siempre después de la liposucción, tanto para dejar que el cuerpo se adapte a su nueva forma, como para reducir los efectos secundarios como los moretones y la hinchazón.

Prendas de compresión

Los profesionales médicos también pueden recomendar el uso de prendas de compresión.

Hay pruebas significativas de que la prenda de compresión puede reducir la velocidad de crecimiento de las células grasas cuando se usa adecuadamente. Además, la prenda de compresión también puede reducir parte del dolor y la pesadez experimentados en las extremidades inferiores.

Terapia descongestiva completa

La terapia descongestiva completa es también un término que escuchará como paciente de lipedema. Este tratamiento engloba básicamente una serie de tratamientos para ayudar a controlar y gestionar su enfermedad.

Puede incluir prendas de compresión, drenaje linfático manual, una dieta especial y otras medidas adaptadas a sus necesidades. La naturaleza de estos tratamientos puede depender del estadio de lipedema en el que se encuentre.

liposuccion para tratamiento de lipedemaLiposucción tumescente – Aqualipo – Body-Jet

La liposucción tumescente y la liposucción asistida por agua (Aqualipo también llamada Body Jet), se utilizan también para el tratamiento del lipedema.

Este tratamiento se realiza a pacientes que han experimentado una reducción de la movilidad causada por la afección. Dado que la grasa se elimina quirúrgicamente durante el procedimiento, el pacienteexperimenta una recuperación de la movilidad después del tratamiento.

Otros tratamientos para el lipoedema

Además de todos estos tratamientos disponibles, la dieta y el ejercicio siguen siendo la base del tratamiento del lipedema.

Ciertos alimentos y la falta de ejercicio pueden empeorar considerablemente el lipedema o incluso hacer que la enfermedad progrese. Por lo tanto, es importante que los pacientes con lipedema se pongan en contacto con su médico y consigan que les remita a un nutricionista y a un fisioterapeuta.

Estos profesionales pueden ayudarle a elaborar un plan de dieta y ejercicio para reducir las posibilidades de que el lipedema pase a la siguiente fase o ayudarle a controlar su afección después de haberse sometido a una cirugía de liposucción.

Lipedema y linfoedema: diferencias

El lipedema pertenece a la categoría de trastornos de la grasa, mientras que el linfedema puede ser una consecuencia de este lipedema.

Como se ha explicado anteriormente, la grasa acumulada puede reducir la eficacia del sistema linfático.

¿Qué es el linfedema?

El linfedema es una afección distinta del lipedema, pero presenta muchas similitudes.

  • Se caracteriza por la hinchazón de los brazos y las piernas.
  • Puede estar causada por un bloqueo del sistema linfático, lo que significa que el líquido no puede drenar de ciertas zonas del cuerpo con la misma eficacia.
  • Los síntomas de esta enfermedad incluyen hinchazón, movilidad limitada, dolor, infecciones regulares y fibrosis de la piel (engrosamiento de la piel).
  • Al igual que el lipedema, el linfedema es una afección que puede variar en gravedad; algunos casos pueden ser bastante leves, mientras que otros son graves y afectan a la vida diaria del paciente.

Linfedema primario y secundario

Una afección como el linfedema puede dividirse en dos categorías: linfedema primario y secundario.

  • El linfedema primario está causado por enfermedades hereditarias como la enfermedad de Milroy, la enfermedad de Meige y el linfedema hereditario de aparición tardía.
  • El linfedema secundario está causado por daños infligidos al sistema linfático; por ejemplo, por afecciones como el lipedema, la cirugía, la radioterapia, el cáncer y las infecciones graves de los ganglios linfáticos.

Si crees que sufres un lipedema o linfedema, es importante que busques atención médica lo antes posible.

Cuando se diagnostica, la afección puede controlarse y su progreso puede reducirse en gran medida. También se puede buscar tratamiento con un cirujano estético experimentado en casos relacionados con el lipedema.